Envasado, cristalización y caducidad de la miel


Marzo, abril y mayo son meses mágicos en nuestro huerto de naranjos. Conforme vamos terminando la recolección de las últimas naranjas y van subiendo las temperaturas, los naranjos muestran su esplendor con la floración de azahar. Es un tiempo muy bonito después de unos meses de trabajo cosechando la naranja de la temporada anterior. Se respira vida.

Esta vida se nota en la parte vegetal como en la parte animal de la finca. Nuestras abejas salen a diario de la colmena impulsadas por el olor a azahar y las buenas temperaturas a recolectar el néctar y polen de la flores. Durante un tiempo limitado que suele durar entre 4 y 5 semanas se inunda toda la plantación con el olor del azahar.

Durante el verano, cuando las abejas ya han secado la miel de azahar, extraemos el excedente de cosecha de miel de azahar y lo envasamos en botes. Durante el mes de octubre y noviembre hacemos el mismo proceso con la miel de montaña.

Nos tomamos muy en serio la reglamentación europea del etiquetado, así como las recomendaciones de nuestros presidentes (así es como internamente llamamos a nuestros clientes). Por eso hemos mejorado las etiquetas para que no creen confusión:

Etiqueta antigua:

  • 15 - Lote
  • 2025 - Fecha de caducidad. En realidad es la fecha de consumo preferente porque, en condiciones normales, la miel no caduca.
  • 05.07.2017 - Fecha de envasado.

La nueva etiqueta: ya viene especificado qué es cada cosa.

Con el paso de los meses y dependiendo de la temperatura es normal que la miel se cristalice. Si te gusta en estado líquido puedes hacerlo calentándolo al "baño maría" a baja temperatura y durante poco tiempo.